jueves, 13 de julio de 2017

Depeche Mode en Lisboa - Exultante efervescencia (by Efrén)

Nuestro colaborador Efrén sigue recorriendo la geografía ibérica para ver conciertacos y matarnos de envidia a los vulgares mortales. En esta ocasión, se fue a la hermosa Lisboa (más envidia) a ver el bolazo que, como de costumbre, se marcaron Depeche Mode. Pero mejor leedlo en sus propias palabras...

Foto: Efrén Bautista
Con las entradas agotadas desde hace meses, 55.000 asistentes tuvimos la suerte de presenciar el show total de Depeche Mode este sábado en el paseo marítimo de Algés (Lisboa) durante la celebración del Nos Alive 2017. Esta vez pudimos comprobar que el grupo de Essex, comandado por un Dave Gahan en plena forma, tuvo pulmón y fuelle para volver a enloquecer a sus más adictos fieles durante los 90 minutos que estuvieron encima del escenario.

Sus más fieles seguidores pudimos comprobar que Depeche Mode han vuelto a recobrar el pulso en la presentación de su álbum Spirit tras su penúltima gira, denominada 'Delta Machine'. En esa gira de 2015 percibí cierta desidia en el escenario por parte de su bicefalia con un setlist enfocado a intentar continuar en la brecha gracias a sus grandes éxitos de antaño con un objetivo claro: hacer caja ofreciendo el mínimo esfuerzo. Bien es cierto que Martin L.Gore es el alma de este grupo en el que nada se mueve sin su aprobación, todos obedecen sus gestos y él, a los mandos del Olimpo de sus diosas de seis cuerdas, ubica a sus componentes y reparte dosis precisas de protagonismo. Aunque nada funcionaría a la perfección sin la figura clara del gran e icónico Dave Gahan. Esta maquinaria destinada siempre al más rotundo de los éxitos, cuando él se muestra inspirado, potente y solidario con sus compañeros, siempre funciona.

Foto: Efrén Bautista

Empezamos la noche con la oscura intro 'Spirit', que nos anunciaba la llegada de los salvadores; los guardianes de la oscuridad fueron apareciendo en el escenario y ya situados en sus marcas dio comienzo el verdadero show. Todo comenzó con la mejor canción de su nuevo disco, Spirit: 'Going Backwards' se hizo fuerte entre un público demasiado atenazado por los viejos himnos y reticente a actualizar su lista de incunables temazos depecheros. Aún así, Gahan empezó a despegar con una fuerza y un júbilo renovados y enseguida percibimos que la potencia de su voz nos anunciaba que esa noche sería especial, una gran noche.

Tras este indiscutible temazo comenzaron a desgranar de un modo fluidamente libidinoso los incontestables 'Barrel of a Gun', 'A Pain that I´m Used To', 'In Your Room' y 'World in my Eyes', que demostraron que esa noche Dave y los suyos iban a por todas y no pensaban dejarnos escapar. Gahan y sus sensuales contoneos comenzaron a surtir efecto, junto a su grave y aterciopelada voz volvió a surgir la magia de este increíble showman. Amor, sexo, dolor, redención, sus letras se clavaban como puñales en nuestra alma e iban acompañadas por la armónica conexión del grupo, Gahan reía con Martin, conectaban con Christian Eigner (batería), disfrutaban con Peter Gordeno (sinte, guitarra y coro) e invitaban a Fletcher a sumarse a esta genial locura que caldeaba de manera excepcional la fría noche lisboeta.

Este apasionado comienzo dio paso a la presentación de varios temas de Spirit. 'Cover Me' y la reivindicativa 'Where is the Revolution' fueron las elegidas con un gran despliegue audiovisual de clips que acompañaban con absoluta perfección cada nueva presentación. Mención especial al gran Martin L. Gore que, tras una memorable interpretación de la preciosa 'Judas', se atrevió a festejar el cumpleaños de Fletcher entonando un divertido 'Happy Birthday' en el que le deseaba con alegre mordacidad un feliz “vigésimosexto” cumpleaños.

Foto: Efrén Bautista

Tras esta fase de alternancia el show apretó el acelerador y empezó a advertirse la artillería pesada que estaba a punto de aparecer. La contundencia de 'Wrong' dió paso a las inmortales 'Everything Counts', 'Stripped' y 'Enjoy The Silence', en las que Gahan seguía mostrando un perfecto control de la situación con esa perfecta ambigüedad lujuriosa y sexual que tan bien sabe explotar. El comienzo de 'Never Let me Down Again' cayó como un rayo liberador. El riff de Gore con su archiconocida 'Green Knight' (preciosa guitarra amarilla que le acompaña desde hace 20 años) surcó el cielo portugués impactando con la fuerza de un misil para delirio de una entregadísima audiencia que, brazos al cielo, hizo honor a la tradición de este himno y convirtió el recinto del escenario principal en un mar de brazos en perfecta sincronía de movimientos. Genial interpretación de la electrónica 'Home', en la que la mítica figura solitaria de Martin Lee Gore volvió a ofrecerse a nosotros y con su majestuoso estilo volvió a meterse al público en el bolsillo. El show era una perfecta estructura afinada que funcionaba con magistral exactitud, ya les pertenecíamos y ellos lo sabían.

Lo que ocurrió después fue un acto de amor y contundencia sin límites. El concierto terminó en modo bises con las tres últimas apariciones de la noche. Impresionantes y vigorosas interpretaciones de 'Walking In My Shoes', 'I Feel You' y, como no podía ser de otra manera, el TEMAZO por antonomasia. 'Personal Jesus' entró como un torbellino en nuestros desgastados corazones y los hizo auparse sin límites (someone to hear your prayers, someone who´s there). Porque necesitábamos esperanza y ellos nos la ofrecieron, porque dominan a la perfección el medio y cuando se sienten seguros, rejuvenecidos y en plena forma nada ni nadie les puede parar, porque este incontestable huracán de recuerdos y emociones formará parte de nuestra vida para siempre.

Nos Alive 2017(8/7/2017) 
DEPECHE MODE
Dave Gahan (voz), Martin L. Gore (guitarra, teclado y coros), Andrew Fletcher (sintetizador)
GIRA SPIRIT 
Christian Eigner (batería), Peter Gordeno (teclado, guitarra)


3 comentarios:

  1. Guau!! Qué cronicaza! Se me han puesto los pelos como escarpias 😄 está claro que debió ser épico!
    Gracias por transmitirlo, Efrén!

    ResponderEliminar
  2. Temazo Where's the Revolution .

    Y de las clásicas , me quedo con Strange love y Precious , aunque , viendo el set list , me da que esas no cayeron .

    ResponderEliminar
  3. Yo les vi hace años en Madrid (dos días seguidos, y además me regalaron las entradas ambos días ;-) y flipé muchísimo. Sonaron de muerte y Gahan es un verdadero showman que sabe muy bien cómo crear emociones y experiencias colectivas. Y además, digámoslo, sigue estando tremendo ;-)

    ResponderEliminar

Puedes comentar qué te parece... pero de buen rollo, ¿eh?