jueves, 27 de julio de 2017

'Maneras de vivir' (por Isa)


A lo largo de la vida aparecen personas que se cruzan en tu camino y por algún motivo te deslumbran. Probablemente ajenos a su influjo, dejan marca en ti por su forma de ser o de pensar. Eso me pasó con Eva, una compañera que me fascinó con su personalidad y su sentido del humor arrolladores. Y me dejó de recuerdo una frase: "No sabes lo que ha hecho Rosendo por el rock de este país".  Muchos años después de habérsela oído, no soy capaz e escuchar a Rosendo sin pensar en ella y, qué coño, en que tenía razón. Rosendo Mercado se merecía estar en CBR desde hace mucho tiempo.

He estado hasta el último momento dudando a cuál de sus temazos buenrolleros dedicar este post. Son muchos, muy conocidos, muy interiorizados por todos, casi himnos y banda sonora ineludible de cualquier español que se considere rockero... me ha costado, pero al final me he decidido por 'Maneras de Vivir'.  ¿Por qué? Porque es poesía urbana carbanchelera y cañí, porque es musicalmente rotunda y porque es sabiduría popular en estado puro.

jueves, 20 de julio de 2017

'Common People' (by Carol)

Jarvis ascendiendo a los cielos

En mayo de 2012 cometí uno de esos estúpidos errores que pesan toda la vida: en vez de irme al SOS 4.8 de Murcia a ver a Pulp, me quedé en Madrid corriendo detrás de los pantalones equivocados, como una panoli. Y así fue como perdí -además de bastantes dosis de autoestima- mi última oportunidad de ver a la banda en directo, puesto que su regreso a los escenarios era sólo temporal. Creo que nunca me arrepentiré lo suficiente. Moraleja: ¡la música siempre es lo más importante!

jueves, 13 de julio de 2017

Depeche Mode en Lisboa - Exultante efervescencia (by Efrén)

Nuestro colaborador Efrén sigue recorriendo la geografía ibérica para ver conciertacos y matarnos de envidia a los vulgares mortales. En esta ocasión, se fue a la hermosa Lisboa (más envidia) a ver el bolazo que, como de costumbre, se marcaron Depeche Mode. Pero mejor leedlo en sus propias palabras...

Foto: Efrén Bautista

jueves, 6 de julio de 2017

The Sweetest Taboo (by Isa)


El sexo es vida, ya lo dicen los anuncios de viagra que ponen en los periódicos, pero no cualquier vida: la buena vida. No se qué sería de nuestras pobres y maltrechas existencias sin esa pizca de sal y pimienta, sin ese bombón a deshoras que de vez en cuando nos adereza las bocas y los cuerpos, ese tabú dulzón, que nos mejora el carácter y nos ilumina el cutis, esa tormenta tranquila que nos estremece al tiempo que nos calma.

The Sweetest Taboo es el tema principal del segundo album, Promise (1985), del grupo inglés Sade, en el que la lider y cantante nigeriana Sade Adu despliega toda su sensualidad, que es mucha, con una letra cargada de erotismo y una melodía con una base rítmica que recuerda a ese vaivén primoroso que a todos nos gusta tanto...

jueves, 29 de junio de 2017

Son of a Preacher Man (by Carol)

Son of a Preacher Man
Dusty y ¿el hijo del predicador? (gracias por esta maravilla al blog Giant Dougal)

La ausencia de una peazo de canción como 'Son of a Preacher Man' en este blog ya empezaba a ser intolerable. Así que entra en Canciones de Buen Rollo por derecho propio, aunque no por casualidad en esta semana del Orgullo Mundial.

Musa del Swinging London, icono musical y gay y adicta a casi todo, la gran Dusty Springfield está muy alto en el podio reservado a esas cantantes blancas con prodigiosa voz negra. Elton John dijo de ella que era "la mayor cantante blanca británica y una adelantada a su tiempo". Cliff Richard la denominó con admiración "The White Negress" ("la negra blanca").

Gran admiradora de Aretha Franklin y Gladys Knight, siguió claramente su estela musical. Supo rodearse, además, de compositores tan talentosos como Burt Bacharach, Carole King o Randy Newman.

jueves, 22 de junio de 2017

Salta (by Isa)


La ola de calor nos tiene reventaos, pero no por eso se nos quitan las ganas de juerga... y cuando cae la noche, salimos a buscar refresco en las terrazas, sobre todo esas que tienen aspersores, o vaporizadores o flus-flus como dice mi admirada vecina rubia. Y da igual, porque el asfalto quema y nos obliga a saltar como pobres diablos sobre las llamas del infierno. Así pues, saltemos.

Eso sí, ya que vamos a saltar que sea con la banda sonora adecuada, que no es otra si no 'Salta'.Y es que desde que ví el último Pop, programa de #0 que os recomiendo totalmente, no me la puedo sacar de la cabeza. Ni la canción, ni a los jovencísimos Tequila saltando rodeados de grupies con mallas y calentadores al más puro estilo Eva Nasarre.

viernes, 16 de junio de 2017

'Blues Hand Me Down' (by Carol)

Vintage Trouble
Vintage Trouble con Ty incitando al personal (foto: Urko Dorronsoro en Wikipedia)


Hace casi exactamente dos años estaba viviendo un conciertaco histórico en el estadio Vicente Calderón: AC/DC en su gira Rock or Bust, aún con Brian Johnson en plena forma. Y más o menos con las mismas temperaturas infernales de hoy.

Tranquilidad, que no voy a contaros otra vez mi batallita de vieja rockera. Esto viene a cuento de que, como os contaba en mi crónica del momento, una de las cosas que más me alucinaron de esa noche (y hubo muchas) fueron los teloneros, unos tíos de los que no había oído hablar en mi vida y que se hacían llamar Vintage Trouble.

jueves, 1 de junio de 2017

Welcome to the jungle (by Isa)


Ya tengo lista la camiseta y los dedos en pose rockera. Todo preparado para el concierto de Guns n' Roses. Épica pura y desparrame de nostalgia para recibir a los que fueron mi primer vínculo con el heavy metal a mis 15 añitos...

Como muchos de los chavales de mi generación, yo me inicié con los Gn'R cuando estaban en la cúspide, a punto de sucumbir de éxito... con un Axl envanecido por la masa creyente, ciega y sorda, alucinando ante la potencia de los Use your Illusion I y II. El resto de la discografía de los americanos, la escuché después. No mucho después. El fervor pistolero me llevó al consumo convulsivo, y el Appetite for Destruction no tardó en llegar a mi casa, donde ocupa un lugar destacado desde entonces.  Normal. El disco es una joya de principio a fin. En eso, soy muy poco original, coincido con todos los expertos.

El comienzo no puede ser más espectacular: Welcome to the jungle es más que un himno, es una declaración de intenciones, es una advertencia, un aviso, una amenaza... ¡es un jodido grito de guerra! Es imposible que tras escuchar el riff inicial, no tengas ganas de levantarte y rugir como si verdaderamente estuvieras en la selva.

martes, 23 de mayo de 2017

'Super Freak' (by Carol)

Rick James y sus amigas, en todo lo suyo

Dudo de que haya alguien que en 1990 tuviera más de cinco años que no se acuerde de MC Hammer, sus pantalones bombachos y su puto 'U Can't Touch This' (en España más conocido como 'Kentastis' o, para los más chisposos, 'Pinchaste'). Y seguro que a muchos os pasaba lo mismo que a mí, que cada vez que la escuchaba (y eso pasaba todo el rato y en todas partes) pensaba: "Qué harrrrta estoy de esta canción, pero... ¡qué pegadiza es la puñetera base de bajo!".

Muchos, muchos años más tarde, descubrí que esa base no era obra de MC Hammer, sino que se la había birlado a nuestro protagonista de hoy, Rick James: era un sample (eufemismo de robo) de su tema de 1981 'Super Freak'.

jueves, 11 de mayo de 2017

Atardecer en Waterloo

Ya está a la venta el mejor libro sobre The Kinks jamás escrito en castellano: 'Atardecer en Waterloo'. Ya era hora. The Kinks tiene el honor de ser el grupo que más aparece en Canciones de Buen Rollo, y solo con eso os podéis hacer una idea de su dimensión ;-) Pensar en ellos es reproducir mentalmente un centenar de temas míticos. Porque la banda que formaron los hermanos Ray y Dave Davies en Musswell Hill (Londres) en 1963 es ya un grupo de culto, un emblema británico que creció a la sombra de unos Beatles mucho más comerciales, de melodías y letras más simples -sobre todo en sus primeros discos, con los que lo petaron- y unos Rolling Stones siempre a punto para la controversia.

The Kinks se merecían una biografía bien hecha y por fin la tienen. Una biografía detallada, profusa, pero narrada de forma amena, literaria. Porque ¿cuántas veces habéis leído truños infumables llenos de datos inconexos? Por desgracia, es lo que abunda... esos tochos que caen en tus manos de fan ilusionada, ansiosa por conocer los pormenores de la vida de esa banda que te flipa, y acabas abandonando por pura decepción antes de cogerle tirria a los integrantes de un grupo al que adoras.


Con 'Atardecer en Waterloo' no te pasará eso. Si no al revés. Aunque tu conocimiento de The Kinks sea escaso, y se reduzca a sus cinco canciones más famosas, es imposible que tras la lectura de sus páginas no tengas ganas de más. Y es que es un libro escrito con pasión pero también con investigación intensa y documentación precisa. No en vano sus autores son dos de los mayores estudiosos de la banda en España: Manuel Recio (colaborador de Canciones de Buen Rollo) e Iñaki García han dedicado dos años de su vida a sacar adelante este proyecto con mucho esfuerzo, dedicación y entusiasmo a prueba de bombas.

La historia  definitiva de The Kinks (editada por Sílex) con Dave Davies - el inventor del riff de 'You Really Got Me'- a cargo de la introducción,  se completa con una discografía comentada por el Doctor Soul (aka Luis Lapuente), colaborador también en CBR y un prólogo de un ilustre fan kinkarra, El Gran Wyoming.

Los autores estarán presentando 'Atardecer en Waterloo' hoy jueves 11 de mayo en Madrid, en El Argonauta (Fernández de los Ríos, 50) -allí estaremos las buenrolleras- y tienen previsto estar en Bilbao (20 de mayo), Sevilla (27 de mayo), Salamanca (17 de junio) y Valencia (24 de junio). Información sobre las presentaciones aquí.

Os dejamos con la canción que da nombre al libro, 'Waterloo Sunset', para ir abriendo boca:

jueves, 4 de mayo de 2017

Placebo en Madrid - Contundente Nostalgia (by Efrén)

Vuelve Efrén, nuestro intrépido colaborador-cronista buenrollero, para contarnos cómo fue la pasada noche del sábado en Madrid con Placebo.



La épica retrospectiva que tuvimos la suerte de presenciar este sábado 29 de abril en el Palacio de los Deportes (Wizink Center) no es más que la afirmación de que Placebo es uno de los grupos que mejor supera el paso del tiempo. Rock directo y desgranado a través de sus grandes temas, habitantes del Olimpo de nuestras listas más selectas, ellos no son una apuesta segura, son la APUESTA con mayúsculas. Bien es cierto que cuando los vimos en 2015 en Vistalegre durante la presentación de su álbum “Loud Like Love” y a pesar de lo infame del sonido la banda mostró una cara más divertida y desenfadada. En este último concierto sucedió justo al contrario, nos dejó su faceta más madura y efectiva, lo que aporta un extra a su directo, implacable y espectacular en sí mismo.

viernes, 28 de abril de 2017

La de 'Vinyl' (by Carol)

Richie Finestra, a tope de pagüer

En esta edad dorada de las series, con tanta maravilla por ver, es destacable que los creadores se apliquen tanto con los guiones y el reparto como con el envoltorio. ¡Qué intros tan brutales! Los títulos de crédito son un fragmento importantísimo de la obra audiovisual; que se lo digan al genio Saul Bass o a Juan Gatti. En el caso de las series, una intro atractiva ya te predispone a esperar algo excitante a continuación. A veces te llevas una decepción, eso también es verdad.

jueves, 20 de abril de 2017

I was made for loving you (by Isa)


No soy gran seguidora de los Kiss. Su estética contundente, histriónica, completamente definitoria siempre me ha atraído y repelido a partes iguales... hablando claramente: me había quedado en las apariencias. Lo que hablando de este grupo no es muy difícil. Si en escena aparecen cuatro tíos con la cara pintorrojeada de blanco y negro, y ataviados con ropa espacial como sacada de una peli de alienigenas de serie B lo raro es que les escuches o si los escuchas, que esperes algo digno de atención.

Por eso, me chocó bastante descubrir que este temazo buenrollero, un clásico bailable y coreable en cualquier noche de alegría etílica y buena onda musical como 'I was made for loving you' fuera de los cara pintadas estos. Siempre les había ubicado en el hard rock melódico de agudos imposibles y guitarras chirriantes, un subgrupo del heavy metal que no me motiva especialmente... La verdad es que la ignorancia es muy osada, pero nunca está de más descubrir cosas, aprender, reconocer los errores y rectificar. O como dicen en mi casa: "nunca es tarde si la dicha es buena, y en este caso, lo es".

miércoles, 12 de abril de 2017

Senza Fine (by Carol)

Gino Paoli dándolo todo


Hay tantas noticias de mierda para olvidar esta semana... Os voy a regalar un antídoto infalible contra el espanto, para empezar estos días de vacaciones sin pillar un soplete y prender fuego a sotanas, inquisidores y gentuzas varias.

Esta canción la habréis escuchado mil veces en mil contextos distintos, pero no por eso deja de ser bellísima. Abrid la orejas a Gino Paoli y su 'Senza Fine' y dejad que os invada el buen rollo.

martes, 4 de abril de 2017

¡Qué fantástica fantástica esta fiesta!



Admitámoslo: hoy ha sido un lunes más duro de lo normal porque aún arrastramos una resaca monumental del sábado... pero como siempre, ¡ha merecido la pena! ¡Nos lo pasamos canica en la Fiesta del Buen Rollo 2017 y fue un lujazo tener a tantos amigos junto a nosotras! Y también conocer a tanta gente nueva que se animó a compartir con nosotras su noche del sábado.

lunes, 27 de marzo de 2017

Fiesta del Buen Rollo 2017



No pensaríais que este año os íbamos a dejar sin guateque, ¿verdad? ¡Sacad brillo a vuestros zapatos rojos de bailar, que el próximo sábado os queremos ver dándolo todo en la IV Fiesta del Buen Rollo y sexto aniversario del blog!

martes, 21 de marzo de 2017

As (by Isa)


Desde hace algunos años tengo una teoría que quería compartir con vosotros: cualquier éxito de soul, funky o R&B de los últimos 30 años está relacionado de alguna manera con Stevie Wonder. (Sí, otra vez Stevie). Pero, buscad, buscad... si no es suyo directamente, está producido por él y si no, como mínimo, tiene influencia de su estilo o de alguno de sus temas. La realidad no para de confirmármelo.

Así fue cuando, hace unos meses, sorprendida por la noticia del fallecimiento prematuro de George Michael me ví escuchando sus canciones más representativas y llegué a 'As'. Por supuesto, como buena cachorra de los 80-90 he crecido con muchos temas de George Michael ('Faith' o 'Freedom' son CBRs dignas de aparecer por aquí) por lo que no era la primera vez que la escuchaba. Eso sí, siempre se la había atribuido al cantante greco-británico.

jueves, 16 de marzo de 2017

'Beautiful Ones' (by Carol)

Suede in the shadows  (foto: Facebook de la banda)

Los habituales del blog ya sabéis que el britpop, el grunge y las corrientes musicales mayoritarias de los 90 me entusiasman más bien poco. Esto tan tajante y tan snob que acabo de escribir tiene, sin embargo, muchas y notables excepciones. Pulp me vuelan la cabeza, aunque les descubriera a destiempo (algún día os contaré cómo perdí mi última oportunidad de verles en directo en su reunión fugaz de hace unos años, como una panoli). Y luego me flipa una canción de este grupo y otra de este otro, voy cogiendo cositas de aquí y de allá. Hasta hay alguna de Blur en mis favoritas. De Oasis no. Una tiene sus principios.

'Beautiful Ones' es una de esas maravillosas excepciones. Sin ser ultrafán de Suede ni conocer de pe a pa toda su discografía, me parece una de las bandas más interesantes de esa época y siempre hay un puñado de canciones suyas en mis listas de reproducción. Posiblemente tenga que ver con que es una de tantas que no habrían existido sin la influencia de David Bowie, de quien Brett Anderson es más que deudor, como él mismo admite. Por cierto, Brett Anderson es uno de los músicos vivos más follables del mundo. Eso es así.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Si no puedo bailar, no es mi revolución



Hoy, 8 de marzo, es un día de lucha en todos los frentes: en casa y en la calle, en el curro, en la política, en la escuela...

También el mundo de la música es un campo de batalla en el que queda mucho por avanzar (y si no, mirad cuál es el porcentaje de mujeres en los carteles de los festivales). Así que para celebrar esta jornada, qué mejor que una playlist 100% chicas. No hemos pretendido incluir sólo temas reivindicativos ni sentar cátedra de nada; aquí hay de todo: cañeras y románticas, rockeras y melódicas, en activo e inmortales, que van por libre o que lideran una banda... Sin otro criterio que su condición femenina y que nos encantan sus canciones. Porque estar en un oficio mayoritariamente masculino ya tiene mérito en sí mismo, y si no que se lo digan a los grupos de chicas de los 60 o a nuestra Marisol, que no tenían ni voz ni voto sobre su carrera.

¡Esperamos que os guste esta banda sonora, tanto a vosotras como a vosotros! ¡Nos vemos esta tarde en las calles de todo el mundo!


jueves, 2 de marzo de 2017

El Santo Grial (by Jose A. Plaza)


Imagen del libreto del disco con los Mägo en los 90

Soy muy fan de Mägo de Oz. Es mi grupo favorito tras Iron Maiden. Es decir, mi preferido de rock patrio (en dura competencia con Barricada, pero ganan porque les he visto crecer desde sus inicios). Para ciertos puristas el rock duro los Mago son unos blandos y muy comerciales, y para la gran mayoría del público sólo son Fiesta Pagana. Objetivamente (vale, y subjetivamente), son un señor grupo, con mínimo 3 o 4 discos discazos y una carrera de 25 años a las espaldas. He dicho.

Una vez desfogado y abierto a la crítica por ser tan fan de un grupo tachado de moñas que considero entre infravalorado e incomprendido para muchos, voy a por uno de sus grandes temas: 'El Santo Grial', que abre su cuarto álbum de estudio (tras una breve intro instrumental previa). Corría 1998 (casi 1999, el disco se grabó en agosto y se editó en diciembre) y aquí el menda tenía 17 años. Básicamente, los temas de este disco me abrieron definitivamente la puerta al rock duro y al heavy metal. Casi nada.

jueves, 23 de febrero de 2017

When the going gets tough, the tough get going (by Isa)

Fotograma de La Joya del Nilo
Últimamente llevo una intensidad de vida que me sobrepasa, y no precisamente porque esté teniendo grandes aventuras... es la rutina diaria la que me tiene exhausta. Mucho curro, con gran tensión, las cosas domésticas, la bimaternidad con bebé trastillo... voy con la lengua fuera y casi no tengo tiempo ni para usar mi terapia favorita: la música buenrollera.

Por suerte, las canciones buenrolleras afloran cuando menos te lo esperas... el otro día, descubrí en una conversación con mis jovencísimos compañeros de curro que no conocían a Angela Channing o a MacGyver (Ya, y tampoco doy crédito), y buscando material audiovisual que solventase esa laguna en su cultura general dí con una de esas CBR que tengo guardadas en el subconsciente desde mi infancia, y sí, claro: es moñas y muy ochentera. No todo va a ser verle el lado alegre a Leonard Cohen.

Mentiría si os digo que hasta ahora no sabía ni como se llamaba el tema, ni quien lo interpretaba, para mí era la canción chula de La Joya del Nilo. Es lo que hay. Y es que 'When the going gets tough, the tough get going' es la sintonía de es peli. Y ya está. No se la conoce por nada más... y lo mejor (o lo peor) es que la canción es probablemente lo que salve a la peli, La Joya del Nilo, la secuela de otra comedia romántica de aventuras: Tras el corazón verde, mejor que esta pero sin canción guay. De chavala me encantaban este tipo de películas con chico y chica que tienen aventuras y pasan por momentos ridículos y divertidos. Siempre me ha parecido un acierto este cine naif que desmitifica el amor romántico. Y ahí estaban en la juventud de 1985 Michael Douglas y Kathleen Turner (con Danny DeVito) mostrando sus peripecias por Oriente Próximo.

lunes, 13 de febrero de 2017

Proud Mary (by Carol)

Ike & Tina Turner


Un disco que recuerdo desde siempre en la casa de mis padres es el 'Chronicle: The 20 Greatest Hits' de Creedence Clearwater Revival (Creedence para los amigos y los hispanoparlantes, que ya es bastante difícil de pronunciar así abreviado, como para decirlo entero). Cuando era pequeña le tenía manía, no me gustaba la cubierta ni los tipos que aparecían en ella. Sólo le superaba en manía un vinilo de Los Módulos en el que salía el grupo con esos peletes que se gastaban y cara de aburrimiento o de pena, en torno a una mesa camilla, que parecían a punto de sacar la ouija.

Pasados algunos años, ya con el oído más educado, empecé a pensar que quizá no estaba tan mal el disco ese que ponían mis padres. A medida que le fue prestando atención me gustaba cada vez más. Y así hasta hoy. El 'Chronicle' put a spell on me, definitivamente.

jueves, 2 de febrero de 2017

First we take Manhattan (by Isa)


Morirse a los 82 años no es precisamente un drama, pero que se agote la vida de una figura tan inspiradora como la de Leonard Cohen es un hecho trágico tenga la edad que tenga... Han pasado ya casi tres meses desde que murió el cantante y compositor canadiense. Tenía pendiente un post homenaje, así que transcurrido el duelo, allá voy.

Leonard Cohen no puede considerarse la alegría de la huerta. Es más, para mucha gente es directamente un bajonetis y un coñazo... pero como ya sabemos que esto del buen rollo musical es muuuuuy subjetivo solo puedo decir que a mí el abuelo Cohen con su vozarrón grave y su cadencia lenturria me ha molado siempre y, es más, algunas de sus canciones me producen un subidón notable. Tuve la suerte de verle en directo cuando estuvo aquí en 2009, su penúltima vez, y aún se me ponen los vellos de punta cuando me recuerdo sentada en mitad del Palacio de los Deportes, en un ambiente absolutamente mágico.

Y es que hace falta tener muchas agallas para lanzarse a componer un vals a finales de los ochenta, cuando el hip-hop y el acid house empezaban a pegar fuerte. Y triunfar. Tengo un cariño especial a 'Take this Waltz' porque fue la elección de baile nupcial en la boda de mi mejor amiga (que de comedia romántica me ha quedado esto). Pero hay otras muchas canciones geniales en el haber de este gran hombre y no todas son pausadas y lánguidas. Es el caso de 'I'm your man'-sexy donde las haya- o 'Ain't no cure for love' o, sobre todo, 'First we take Manhattan', (probablemente) mi favorita de Cohen.

miércoles, 25 de enero de 2017

Pipeline (by Carol)

Pipeline


Me quedo loca cuando con la gente que baila bien, bien de verdad. Veo exhibiciones de rock and roll acrobático o de Northern soul y me pongo verde de envidia. Sin embargo, y aunque me gusta mucho bailar, no soy especialmente habilidosa y sí muy perezosa, así que nunca he intentado aprender en serio. (Bueno, exceptuando un breve periodo en que tomé clases de tango y resultó ser mucho más difícil de lo que esperaba).

Salvo en documentales o pelis, nunca había visto bailar ska en condiciones. Hasta una noche en que fui a un concierto con mi amiga Chisato, una japonesa skatalitika, en un garito del norte de Londres que dedicaba una sesión mensual a estos ritmos. Al terminar el bolo la gente se quedó allí bailando y me fijé en una pareja, una chico y una chica negros, quizá de la notable comunidad jamaicana de la ciudad. ¡Qué barbaridad, qué manera de moverse! ¡Eso era ska, y no los manotazos al aire que pegaba yo! Recuerdo perfectamente la canción que sonaba en ese momento: 'Pipeline'.

jueves, 19 de enero de 2017

Isn't she lovely (by Isa)


Ya era madre desde hace más de seis años y vivía en un equilibrio vital muy difícil de conseguir. Tiempo para mi hijo, mi pareja, mis amigos, mi trabajo, mis aficiones y mí misma mismamente. Tiempo, señores... ese bien tan escaso. La verdad es que era razonablemente feliz, pero en ese empeño que demostramos las personas por complicarnos la vida decidí convertirme en bimadre. Y la cagué. ¡Adiós tiempo! Desde hace año y medio vivo de prestado, sin tiempo para nada y mucho peor: sin dormir. Agotamiento sumo y exclusividad sensorial y afectiva. Eso es lo que implica tener un bebé como la mía. Eso sí, 'lovely' como ella sola.

martes, 10 de enero de 2017

Bowie is alive!


Hoy hace un año que recibimos con incredulidad y desolación que David Bowie había dejado el mundo de los vivos... tras muchas lágrimas y rabia contenida por la pérdida, hemos llegado a la conclusión (muy buenrollera, por cierto) de que Bowie siempre estará vivo en nosotros, en nuestra alma sonora, a través de su música eterna colándose en nuestros tímpanos o reproduciéndose en bucle en nuestro cerebro.